• Escríbenos

La construcción de tu casa podría convertirse en una completa pesadilla si no cuentas con el asesoramiento y la ayuda necesaria. Los Arquitectos Locales, especializados en la gestión de proyectos arquitectónicos, queremos facilitarte las cosas y detallarte cómo un arquitecto puede guiarte en la construcción de tu casa, haciendo un repaso de las etapas que ello implica.

Período de introspección: por qué y para qué


Este periodo es común para todos los proyectos arquitectónicos, independientemente si lo que se va a construir es una casa o no. Es necesario que, incluso antes de haber escogido a un arquitecto, definas: ¿Por qué quieres llevar a cabo el proyecto? ¿Para qué o cuál es el objetivo del proyecto? 

Tal vez, por ser la construcción de una casa, esta fase puede parecer muy obvia; no obstante, el arquitecto a quien decidas confiar tu proyecto, no solo debe saber las razones para la construcción de tu casa, sino que debe entender esas razones y utilizarlas como motivación propia.

Etapas de la construcción de tu casa en las que un arquitecto puede servirte como guía


Planificar inicialmente la construcción


Un arquitecto puede ser tu guía también antes de iniciar con la construcción de tu casa. La planificación, como en todo proyecto, no es más que ubicar los pasos que se deben llevar a cabo para moverte desde donde estás hasta donde quieres estar: la casa de tus sueños.

La planificación puede irse un poco de las manos si no cuentas con la ayuda de un arquitecto, debido a que él tiene la experiencia necesaria como para determinar ciertos aspectos importantes del proyecto: estimar un tiempo aproximado para la realización de la obra, identificar y organizar las fases y las tareas que se van a llevar a cabo en la construcción y, en general, determinar todo lo que va a ser necesario para que el proyecto culmine con éxito. 

Tener a un arquitecto de aliado desde que inicias con la construcción de tu casa te permite tener una visión más integral y muy bien detallada de todo el proceso que se va a realizar. Además, el arquitecto que escojas también debe hacer el respectivo seguimiento para que todo ocurra de acuerdo con lo planificado. Ahora bien, recuerda que el arquitecto simplemente funge como tu guía y consejero para la planificación; las decisiones finales las tomas tú.

Seleccionar el terreno 


La elección del terreno es una de las fases más complicadas por diversos factores. Es posible pensar que el terreno no requiere de tanto estudio o no tiene tanta importancia; luego, al aceptar su importancia, no sabes cuál terreno es el ideal para la construcción de tu casa. Posterior a ello, vienen las pequeñas dudas de ubicación, presupuesto, normativas legales… en fin, un montón de cosas que, de no saberse escoger, podrían costar el éxito de la construcción. 

Por suerte, un arquitecto conoce al pie de la letra lo que necesita una casa al momento de su construcción, comenzando por el terreno y todas sus características. Por lo general, un arquitecto te da varias opciones a elegir dentro de la zona donde quieres que se ubique tu casa, si hay terrenos disponibles y acordes a tu presupuesto. Y si quieres construir tu casa en el mismo terreno donde se encuentra tu antigua, en el caso de los Arquitectos Locales, contamos con servicios de demolición en Lima.

Conseguir la licencia de construcción


Factores como el costo de los permisos legales y las normativas que los rigen varían según la municipalidad donde se vaya a realizar la obra. Cabe mencionar que, para conseguir la licencia de construcción, quien debe solicitarla ante las autoridades del distrito es el propietario de la obra o el representante legal. 

En cualquiera de los casos, un arquitecto puede guiarte en la obtención de los documentos que se necesitan para solicitarla, como los planos de la obra, el formulario único del municipio, entre otros papeles que fungen como requisitos fijados por el Estado.

Elaborar el proyecto de construcción


Contar con la guía de un arquitecto va a promover la elaboración de un proyecto más objetivo, certero y profesional; en este proyecto se van a incluir planos, memorias, bocetos, presupuestos, entre otros documentos.

Recuerda que el proyecto consta de 3 partes: anteproyecto, el cual va a estar conformado por los dibujos a escala y tus ideales de construcción, tomando en cuenta las normativas legales de la zona donde se realizará la construcción; proyecto básico, donde está toda la documentación necesaria para que el arquitecto gestione los permisos legales y proyecto de ejecución, donde se van a determinar y puntualizar los últimos detalles antes de iniciar con la construcción. 

Elegir una empresa constructora


Regularmente, los grandes estudios de arquitectos están vinculados con empresas constructoras, por lo cual, al no tener que elegir, te ahorras tiempo valioso. No obstante, lo ideal es no dejar esta selección al azar y solicitar el consejo imparcial de un arquitecto con respecto a las distintas empresas constructoras a escoger. 

Un arquitecto puede encargarse de conseguir recomendaciones, evaluar experiencias, comparar distintos precios y presupuestos entre las empresas de construcción si tiene conocimiento y contactos sobre las que trabajan en la zona, lo que es bastante probable.

Lo importante de contar con la asesoría de un arquitecto al momento de escoger una empresa constructora es que no te vas a dejar deslumbrar por precios; él te ayuda a concentrar tu interés y sacar el máximo provecho a los servicios que necesitas. 

Lee nuestro artículo sobre lo que debes considerar antes de contratar a un arquitecto para aprende más sobre este y otros puntos importantes.

Supervisar la construcción


Llegado a este punto, la planificación inicial de la construcción de tu casa es un tema superado, pues con la ayuda de un arquitecto, estos detalles son más fáciles de puntualizar. Ahora bien, ¿qué prosigue?

No basta con realizar la planificación, sino que, además, un arquitecto mantiene bajo su supervisión desde la primera hora de edificación hasta culminarla en su totalidad, informándote sobre los avances en la obra

Como cliente y dueño de la casa que está en construcción, lo mejor es trabajar en equipo con tu arquitecto, de manera que la supervisión sea doble y, entre ambos, puedan obtener una visión mucho más amplia de la obra. 

Detallar el fin de la construcción


Cuando han pasado meses, quizás años, desde que inició la construcción de tu casa y te han avisado de que el término de la obra ha llegado, en este punto, un arquitecto desempeña un papel fundamental, ya que su supervisión pasa a convertirse en evaluación

Él va a comprobar que todo se encuentre en perfecto estado para que puedas empezar a habitar tu nueva casa, pero antes de eso va a guiarte en la realización de algunas diligencias: emitir el certificado final y el libro de la obra, levantar el acta de recepción, inscribir el inmueble en el catastro, realizar el registro de la construcción, entre otras.

Lo mejor de contar con un arquitecto para la edificación de tu casa es que, incluso al finalizar la construcción, sigue guiándote al detallar estas diligencias y dejar todo bajo control para que puedas hacer vida en tu nueva casa sin ningún tipo de inconvenientes.

Ventajas de contar con un arquitecto para la construcción de tu casa

Haber seleccionado un buen arquitecto para la construcción de tu casa te facilita todo el desarrollo en gran medida, como ya te lo hemos especificado. Pero, además, existen otras ventajas extras que obtendrás al contratar a un arquitecto para esta labor.

  • Obtienes una visión integral. Ya sea especialista o generalista, la visión de un arquitecto siempre es mucho más amplia y certera que la de cualquier otro profesional involucrado en la obra.
  • Resguardas tu seguridad y tranquilidad. Un arquitecto se mantiene un paso por delante del resto gracias al control del proyecto y su experiencia; por lo tanto, casi nunca lo toma desapercibido algún acontecimiento, permitiendo que sientas la mayor tranquilidad y seguridad durante toda la construcción.
  • Optimizas las tareas y los plazos. Al contar con un arquitecto, es mucho más fácil suprimir o reducir los tiempos de las tareas gracias a su visión global y el desarrollo óptimo de la obra. Igualmente, la organización y las predicciones de las acciones son mucho más puntuales. También él se asegura de que cada tarea se esté llevando el tiempo estimado para evitar retrasos.
  • Ahorras dinero a mediano y largo plazo. Algunas personas consideran que la contratación de un arquitecto para la construcción de su casa es un gasto innecesario, lo que supone una equivocación absoluta. De acuerdo con todo lo anterior, un arquitecto va a realizar sus funciones intentando mantener el más mínimo margen de error posible, lo que se traduce como una obra en excelentes condiciones. Por el contrario, optas por prescindir de este profesional, lo más probable es que, a la larga, termines por gastar mucho más dinero en correcciones o cabos que han quedado sueltos.
En definitiva, la guía de un arquitecto puede significar el éxito de tu obra. Los Arquitectos Locales te servimos como guía para que disfrutes de todos los beneficios que podemos has leído en este artículo, de esta manera, la construcción de tu casa se convierte en la labor más sencilla para ti.