• Escríbenos

En qué te puede ayudar contratar a un arquitecto es una de las preguntas más frecuentes al momento de comenzar un proyecto arquitectónico, y algunas personas, erróneamente, deciden obviar y prescindir del apoyo de un experto en esta área. 

Quizás tú puedas conocer un caso “exitoso” donde contratar a un arquitecto “no fue necesario”; sin embargo, el resultado termina careciendo de sentido y espacios, incrementando el costo final luego de algunas reparaciones de corto y mediano plazo.

La importancia y el profesionalismo con que se realiza un proyecto de esta índole no pueden menospreciarse por la simplicidad del tamaño, de la remodelación o el costo que pueda implicar. La forma y el funcionamiento de cualquier edificación no son aspectos que se tratan por separado; por el contrario, en todo momento van de la mano. 

Cualquiera que fuese la situación y durante toda la gestión del proyecto (casa, residencia, edificio comercial, religioso, etc.), debes recordar que el vínculo entre la ejecución y el cliente es el arquitecto.

Contratar a un arquitecto es la mejor opción para desarrollar un proyecto que transmita funcionalidad, bienestar y creatividad y los Arquitectos Locales te expondremos en los siguientes párrafos los aspectos donde un arquitecto te puede ayudar.

¿En qué aspectos me puede ayudar contratar un arquitecto?

Experiencia y profesionalismo

A veces, la experiencia no es suficiente para llevar a cabo un proyecto de arquitectura; contratar a un arquitecto te asegura la experiencia de una persona formada profesionalmente para proyectar, desarrollar y gestionar, pudiendo cubrir distintas áreas, como viviendas, edificaciones, urbanismos, entre otros, con la finalidad de cumplir con tus necesidades y expectativas como dueño del proyecto. 

Gracias a años de formación profesional y experiencia, los Arquitectos Locales hemos adquirido los conocimientos esenciales para cubrir un papel multifuncional, ofreciendo un abanico de opciones para ayudar a materializar cualquiera que sea tu sueño arquitectónico.

Asesoramiento y planificación consensuada

Tú, como cliente, puedes presentar un proyecto completamente estructurado; no obstante, al contratar a un arquitecto podrás contar con la opinión de un experto que, si bien tomará en cuenta tus ideas, realizará una planificación más explícita y profesional del proyecto para que se lleve a cabo en el menor tiempo posible y con la mayor calidad.

La planificación, por lo general, se realiza por etapas: diseño, trámites, construcción, entre otras. De estas etapas, se deslindan otros factores, como mano de obra y presupuestos. La función del arquitecto, en este sentido, es ayudar a optimizar y agilizar la realización de la obra. Los clientes más habituales recomiendan contratar a un arquitecto para evitar ciertos inconvenientes, como gastos imprevistos, retrasos, paralización de la obra y pérdidas económicas.

Al mismo tiempo, el asesoramiento e interpretación de un arquitecto es fundamental para que el proyecto cumpla y sobrepase todas tus exigencias, y la palabra final la tienes tú. El papel del arquitecto sirve para mediar, conceptualizar y desarrollar una idea ya determinada, pues tú visión, como cliente y principal beneficiario, son el objetivo específico del accionar del arquitecto. Es por ello por lo que se aprovecha del uso de bocetos, planos técnicos, planos 3D, entre otros, para hacer más realista la proyección.

Conocimientos técnicos y visión creativa

El éxito de la infraestructura dependerá de muchísimos factores, entre los cuales sobresalen los conocimientos técnicos con respecto al espacio y funcionalidad, así como la visión creativa y estética del proyecto, todos con la finalidad de conseguir un resultado integral y de calidad.

No basta con el deseo de desarrollar el proyecto, es necesario saber cómo materializarlo. Al contratar a un arquitecto, te asegurarás de que la ejecución no se realizará por azar, sino mediante técnicas de construcción adecuadas a tus exigencias y necesidades. 

Así mismo, la visión de un arquitecto va a ayudar en el aspecto espacial, funcional y estético, pues en estas cualidades se basará la totalidad del proyecto, pensando no solo en su cliente inmediato, sino en el provecho de los usuarios finales. Crear espacios interiores y exteriores que, en igual medida, sean amplios, funcionales, armoniosos y con gran valor estético puede hacer la diferencia entre tu proyecto y cualquier otro.

Pero ¿cómo puede suceder esto? A los Arquitectos Locales nos caracteriza la capacidad de distribuir y ampliar, de manera integral, los proyectos arquitectónicos que nos confían, con la finalidad de optimizar al máximo cualquier espacio, independientemente de sus dimensiones, aprovechando, además, nuestros conocimientos en volumen, luz, texturas, colores, confort y más.

Ajuste de tus exigencias y necesidades

A un arquitecto no le resultará precisamente complicado conceptualizar tus exigencias como cliente, pero su gestión también se orienta a lograr los objetivos planteados ajustándose a tus posibilidades.

Cuando se inicia un proyecto, tu cabeza puede colapsar con la cantidad de información que intentas recolectar: precios, marcas, materiales, acabados, contratistas, proveedores, entre otros. Los inversionistas y dueños de proyectos frecuentes prefieren contratar a un arquitecto que cuente con un abanico de opciones para ofrecer, tomando en cuenta detalles tan importantes como el presupuesto y la tecnología, para saciar al máximo sus exigencias e innovar en el camino.

El tema del presupuesto puede parecer un asunto complicado, ya que existe la creencia de que los grandes y costosos proyectos arquitectónicos son los que resultan exitosos. Sin embargo, los Arquitectos Locales somos garantes de que la relación entre un presupuesto limitado y un arquitecto ingenioso es completamente favorable, dando resultados más interesantes de lo esperado. 

Originalidad

Si las necesidades y exigencias se van a ajustar a tus posibilidades, también llevará implícito tus características como cliente y las del proyecto en sí. Debido a la naturaleza del proyecto y de acuerdo con las características mencionadas, las posibilidades de originalidad de elevan en gran medida al contratar a un arquitecto. 
Si los que estás buscando es innovar y conseguir un resultado único, no dudes en contratar a un arquitecto; este se ocupará de ayudar y lograr que tu edificación posea un diseño excepcional y desarrollo impecable.

Gestión de trámites legales y su prioridad

La realización de un proyecto arquitectónico relaciona demasiados aspectos, entre los cuales se deben gestionar los trámites legales y darle prioridad de estos detalles.

Si bien es cierto que, como mencionamos en aspectos anteriores, un arquitecto va a ayudar a ajustar las exigencias de acuerdo con las posibilidades, también busca ajustar las mismas exigencias a la administración municipal, estadal y nacional. Los Arquitectos Locales somos conocedores de estos trámites, por lo que reconocemos su prioridad equivalente a la de las decisiones consensuadas del proyecto.

Un buen arquitecto no solo cumplirá con la normativa legal, sino que también debe ayudar a agilizar y realizar las diligencias pertinentes, referentes a licencias, seguros, normativas, entre otras, asegurando la legalidad de cada una de las actuaciones y los pasos que se lleven a cabo para la materialización de tu proyecto. 

Responsabilidad civil y ambiental 

Los proyectos arquitectónicos tienen un factor común: su aprovechamiento y finalidad es ayudar al ser humano en sociedad, ya sea como hábitat o para desarrollar actividades. Con respecto a la responsabilidad civil en el sentido explícito, debemos mencionar nuevamente la legalidad del proyecto. 

Para poder convivir como sociedad, un arquitecto garantizará que todo se realice bajo los contratos sociales establecidos, donde, además, se regulan los aspectos relacionados a la zona. Esto quiere decir que, al contratar a un arquitecto, este se responsabilizará completamente de todo lo relacionado a la legalidad y la responsabilidad civil, gravada a largo plazo. 

Ahora bien, con responsabilidad civil en un sentido más amplio, el arquitecto busca generar y asegurar el mejor condicionamiento para hacer vida en la infraestructura que se está desarrollando. Al mismo tiempo, posee un carácter medioambiental, dado que, para el condicionamiento, es necesario tomar en cuenta las soluciones bioclimáticas de la zona. De esta forma, la responsabilidad ambiental se cubre en buena parte con el ahorro del consumo eléctrico, siendo un beneficio para la sociedad.

También es oportuno mencionar que estos factores van a ayudar a incrementar la viabilidad del proyecto. Aplicando soluciones bioclimáticas y tomando en cuenta la vida útil de la infraestructura, podrás ahorrar gastos de energía eléctrica y reducir los costos de mantenimiento. 

Dirección y supervisión de la obra

El arquitecto no solo va a planificar, también está capacitado para dirigir y velar por cada paso y etapa de la obra, garantizando que todo se está realizando de acuerdo con tus indicaciones. Igualmente, al contratar a un arquitecto que dirija el proyecto, te asegurarás de tener alguien a la expectativa de cualquier eventualidad, listo para buscar y acudir a su pronta solución. 

Ahora que ya sabes los aspectos en los que te puede ayudar un arquitecto al contratarlo, entenderás por qué es la mejor opción. Los Arquitectos Locales somos una gran comunidad de expertos en gestión de proyectos de arquitectura, por lo que estamos dispuestos a ayudar con la materialización de tus ideas y con la dirección y supervisión de tu obra.