• Escríbenos

Desde el momento en que comienzas a idear tu proyecto arquitectónico, la aparición de innumerables preguntas es inmediata, por lo que puedes sentirte abrumado. Aquí es donde resalta la figura del arquitecto, por lo que saber elegir entre las distintas opciones que hay (especialista y generalista) será clave para los distintos aspectos que repercutirán en el éxito de tu proyecto

Encontrar un arquitecto que se adecúe a tus ideas es uno de los pasos más difíciles, sobre todo si es la primera vez que te involucras tan estrechamente con un proyecto de esta índole. 

En este artículo, los Arquitectos Locales aclaramos todas las dudas que tengas al elegir entre un arquitecto especialista y generalista, pues sabemos que es frecuente confundir las competencias entre uno y otro. Pero antes de darte nuestras recomendaciones para saber elegir entre un arquitecto especialista y un generalista, te definiremos cada uno de ellos.

¿Qué es un arquitecto especialista?

Cuando hablamos de forma generalizada, la especialización suele verse identificada como la división material del trabajo, entendiendo, a su vez, que cada trabajo comprende una especialidad distinta. Inclusive entre gremios, existen distintas especialidades conectadas pero independientes entre sí.

Te podemos mencionar distintos ejemplos de este tipo, principalmente en los trabajos referentes al área de construcción y arquitectura: un soldador no hace regatas, quien trabaja con mármol no es carpintero, una empresa que estructura en hormigón no lo hace en metal, entre otros.

Sin embargo, creemos que las especialidades son auxiliares y existen para asistir las generalidades. ¿Puede ser esto cierto? Pues, podemos estar de acuerdo que nadie domina a profundidad un aspecto específico de un tema, sin antes haber dominado el tema en general. En este sentido, quien representa una especialidad es el arquitecto especialista, no sin antes haber sido arquitecto generalista.

Dejando esto en claro, un arquitecto especialista es aquel que ofrece sus servicios enfocados a una determinada rama de la arquitectura, como lo puede ser la acústica, interiores, industrial, ecológica, entre otras. 

¿Cómo saber si un arquitecto es realmente un especialista?

Existe un pequeño dilema en torno a la pregunta planteada por este subtítulo, a la cual no se le ha podido encontrar una respuesta tajante por parte de los conocedores de la arquitectura, y se plantea con la siguiente pregunta: “¿Se le llama arquitecto especialista al que posee el mayor nivel de conocimientos académicos en determinada praxis, técnica o materia? O, en su defecto, ¿es especialista el que ha logrado la mayor productividad repitiendo y perfeccionando la técnica, sin importar el grado académico?”.

Los distintos puntos de vista no permiten dar una respuesta concreta, pues podemos hablarte como profesionales o como clientes: la arquitectura es una ciencia, ser arquitecto es una especialidad que requiere un estudio determinado. Sin embargo, para quien necesita el arquitecto, lo más importante es dar soluciones y llevar a cabo un proyecto, sin importar demasiado el título que posea. 

Es oportuno hacer mención al autor Malcolm Gladwell, quien, en su libro Outliers, habla un poco sobre las especialidades y menciona que, para llegar a ser considerado un especialista, lo ideal es haber cumplido 10.000 horas de práctica. Esto le daría el dominio completo sobre un área de estudio en específico. 

Ventajas y desventajas del arquitecto especialista

Al elegir, debes tomar en cuenta que el arquitecto especialista posee una ventaja mayor frente al arquitecto generalista, y es que el primero pasa a convertirse en un experto en determinada materia

Hay quienes creen que con el paso del tiempo, debido a la reducción de acción profesional, se va perdiendo un tanto lo generalista por centrarse en lo especialista. Esto podría ser cierto, no obstante, otra ventaja de los arquitectos especialistas es que son pocos. Por lo tanto, es más fácil encontrar un arquitecto con buena reputación en el mercado.

Conforme a lo anterior, podríamos mencionar una posible desventaja, según el punto de vista desde donde se mire: un arquitecto especialista no posee el tiempo ni los conocimientos suficientes como para dedicarse a otras áreas donde no esté especializado.

Tipos de arquitectos especialistas

Ahora bien, no basta con elegir un arquitecto especialista, pues también se pueden clasificar de acuerdo con lo “macro” o “micro” de su especialización.

  • Especializado. Este arquitecto tiene conocimientos especializados en un área o campo determinado, pero a grandes rasgos; por ejemplo: un arquitecto especialista en arquitectura hospitalaria.
  • Muy especializado. No solo tiene conocimientos en un área determinada, sino que también su competencia va hacia aspectos más específicos y detallados; por ejemplo: un arquitecto especialista en el análisis de datos para edificios comerciales. 
Otro tipo de clasificación es conforme a la dirección de su especialización.

  • Tipología. Referente a determinadas estructuras arquitectónicas, como colegios, auditorios, edificios comerciales, entre otros.
  • Metodologías. Según sean aquellos métodos que utiliza para la gestión del proyecto, como Lean Construction, BIM Manager, entre otros.
  • Tecnologías. La implementación de ciertas tecnologías en su acción laboral, como smart buildings, domótica, entre otros.
  • Funciones. Existen arquitectos especialistas en funciones concretas, como las relaciones con clientes, el desarrollo del negocio, entre otras.
Pueden parecer demasiados detalles si decides elegir al arquitecto especialista, a pesar de ello, no es tan complicado como parece. Lo importante es conocer cuáles son tus ideales y exigencias, al tiempo que las adecúes con tus necesidades.

¿Qué es un arquitecto generalista?

En general, al incursionar en cualquier profesión, a primera instancia se es generalista; sin embargo, lo que le da verdadera relevancia al arquitecto generalista (o cualquiera que fuese su profesión) es la visión holística de la profesión, es decir, una visión totalitaria, la cual enmarca a su profesión en conjunto.

Dicho esto, el arquitecto generalista es aquel que está capacitado para cumplir con las funciones generales de la arquitectura, como lo son la proyección, diseño, cálculo, construcción y reformación de edificaciones y urbanismos. A grandes rasgos, puede dirigir, supervisar y asesorar un proyecto arquitectónico. 

Ventajas y desventajas del arquitecto generalista

La principal ventaja de este tipo de arquitecto es su amplia perspectiva con respecto a su actuación profesional y los factores que a ella se relacionan.

También debemos hacer mención la interconexión con que se caracteriza nuestro entorno en general; los arquitectos generalistas son muy solicitados últimamente para aprovechar su visión integral, al tiempo que actúan como puente o nexo a los especialistas, especialmente en aquellos proyectos que abarquen distintos campos de conocimiento. 

Su principal desventaja es que sus conocimientos no son lo suficientemente profundos para trabajar en proyectos arquitectónicos especializados. Y Aunque podría intentarlo sin limitaciones, en la mayoría de los casos, no garantizaría un mejor resultado en comparación con un especialista.

Un buen arquitecto generalista no se va a conformar con los conocimientos básicos de su carrera, sino que intentará perfeccionar todas las áreas que le sean posibles. En el mercado, existe una competencia increíble de arquitectos generalistas, de modo que es muy difícil encontrar uno que se destaque del resto.

Los Arquitectos Locales creemos que es fundamental que no te conformes con la primera opción de arquitecto generalista, sino que esperes por aquel que verdaderamente demuestre una voluntad de autosuperación y entusiasmo por su profesión. 

¿Cómo elegir al tipo de arquitecto que más te convenga?

  • Si has ideado un proyecto muy específico, con detalles delimitados, lo mejor es enfocar tu búsqueda en un arquitecto especialista con las características que estés solicitando. 
  • Si te faltan detalles por determinar y necesitas asesoramiento, la visión más amplia de un arquitecto generalista es lo indicado.
Muchos opinan que la experiencia podría llegar a superar cualquier nivel académico. Los Arquitectos Locales opinamos que, en este campo profesional, lo ideal es que ambos aspectos, (experiencia y academia) vayan de la mano.

Al tener en mente a un arquitecto, investiga sobre su reputación y trabajo (revisar su sitio web y redes sociales son excelentes opciones). De esta forma, podrás corroborar que su accionar tiene relación con tus ideas. Aunque no es necesario que los “estilos” sean los mismos, sí es importante que haya tenido experiencia con casos similares al tuyo. 

Independientemente de qué tipo de arquitecto decidas contratar, asegúrate de tomar en cuenta algunos detalles importantes de su profesión, como el tiempo que tiene laborando, ya sea especializado en un área o ejerciendo de manera general, los tipos de proyecto que ha ejecutado, las estrategias que mejor domine, entre otros. 

Para escoger sabiamente, debes hacerte muchas preguntas sobre lo que estás ideando, replantear todo el proyecto y determinar si lo que necesitas son soluciones generales o específicas. 

Si después de leer este artículo todavía tienes dudas al respecto, contáctanos. Los Arquitectos Locales estaremos totalmente dispuestos a asesorarte y ser de gran ayuda para tu proyecto