• Escríbenos

Ficha del proyecto

Diseño y construcción de una casa de playa en Solimar, Pachacamac.

El encargo fué construir y diseñar una casa sencilla con la menor cantidad de mantenimiento posible con la particularidad que será utilizada durante todo el año como residencia permanente de los propietarios dada la cercanía a la ciudad y el elevado costo de la vivienda en el área metropolitana. El trabajo de la pareja les permite laborar remotamente utilizando Internet, y disfrutar los fines de semana yendo al autódromo de La Chutana en San Bartolo puesto que participan de competencias de automovilismo. Además tenía que estar cercano a los US$100,000 de presupuesto y lista para la navidad del 2015 dado que venían familiares desde Singapur, iniciando su construcción en agosto del 2015. El cliente recibió el diseño y construcción de una casa de verano que pueda ser utilizada durante todo el año, con visuales importantes en 360° dada su cercanía a las ruinas de Pachacamac, a las islas de San Pedro, y las playas de Lurín (Lima, Perú) con tiempos y costos muy ajustados para la entrega final de la construcción, la cual se cumplió según la fecha acordada.
El encargo fué construir y diseñar una casa sencilla con la menor cantidad de mantenimiento posible con la particularidad que será utilizada durante todo el año como residencia permanente de los propietarios dada la cercanía a la ciudad y el elevado costo de la vivienda en el área metropolitana. El trabajo de la pareja les permite laborar remotamente mediante Internet, y disfrutar los fines de semana yendo muy rápidamente al autodromo de La Chutana en San Bartolo puesto que la pareja participa de competencias de automovilismo. Además tenía que estar cercano a los US$100,000 de presupuesto y lista para la navidad del 2015 dado que venían familiares desde Singapur, iniciando su construcción en agosto del 2015.



El cliente recibió el diseño y construcción de una casa de verano que pueda ser utilizada durante todo el año, con visuales importantes en 360° dada su cercanía a las ruinas de Pachacamac, a las islas de San Pedro, y las playas de Lurín (Lima, Perú) con tiempos y costos muy ajustados para la entrega final de la construcción, la cual se cumplió según la fecha acordada.
La casa de playa en Solimar es una estructura de dos niveles, pero dividida a su vez en dos sectores transversales: social e íntimo. El social ocupa la parte delantera que tiene mejor vista hacia la playa, y en el primer nivel la sala, comedor y terraza externa para parrilla y la terraza de ingreso le dan carácter de reposo a la vivienda. La cocina funciona como un espacio de transición con la zona íntima, es el distribuidor en el corazón del primer nivel prolongandose visualmente hacia el jardín huerta interior y con contacto directo con la zona social tanto del primer como del segundo nivel estando próximos a la sala comedor y la escalera respectivamente. En el nivel superior, esta zona social se complementa con una piscina y terraza con vista panorámica de 360°. La zona íntima también está distribuida en dos niveles, en el primero la habitación para los padres y el cuarto de huéspedes, y en el segundo la habitación para el hermano cuando llegue de visita, además del dormitorio principal que goza de la vista del horizonte marino, walking closet y baño integrado con la mejor vista de toda la casa. Técnicamente planteamos una casa con la mayor cantidad de material expuesto posible y con el mínimo de recubrimientos o tarrajeos para aminorar el costo de mantenimiento dada la proximidad con el mar y el permanente contacto con la brisa. La estructura es de muros de ladrillo de concreto vibrado expuesto portantes. El vaciado de la piscina en la terraza superior se realizó de manera monolítica, y adicional a ello utilizamos una geomembrana de pvc para revestirla, la cual tiene una garantía de 10 años y evita por completo las filtraciones al nivel inferior. Los baños tienen revestimiento de cemento expuesto pulido atlas, la grifería es FV y los tubos sanitarios y eléctricos son PAVCO.
  • Compartir: